Esta es una propuesta para la mujer que siente dentro de ella cargas emocionales que no le pertenecen o la intuición de que no está ocupando su lugar en la vida y que no está viviendo su propio destino. Esta es una invitación a viajar por el linaje sanando y tomando ese río de vida que nos llega de nuestros ancestras. Cuando se sana el pasado propio o heredado, la vida y todas sus bendiciones fluyen libremente.

Este es el momento de buscar nuestro lugar en la vida desde lo femenino, para ello debemos sanar nuestra relación con la madre, abuela y mirar aún más profundo hacia ese linaje de mujeres que tuvieron vidas de sometimiento, silencio y dolor.

 

Una mirada hacia atrás honrando y haciendo las paces por todas las mujeres que en tu linaje no pudieron, permite que la vida circule libre de cargas y lealtades al sufrimiento, ni castración de los potenciales femeninos.

Las mujeres hemos emprendido un camino de empoderamiento y la mejor manera de hacerlo es recolocándonos es ese lugar propio de nuestro sistema familiar.

 

Este es un trabajo hermoso que nos permite dar la bienvenida a todo el potencial amoroso de todas las mujeres que estuvieron antes creando y tejiendo para nosotras.

En este intensivo nos sumergiremos en las profundidades de nuestras ancestras rescatando esas cargas sistémicas, lealtades o desórdenes que nos impiden vivir libremente y realizar nuestro propósito con nosotras mismas y los demás.

 

Las mujeres recibimos a través de los lazos y vínculos maternos toda la información del linaje, con esto podemos hacernos a la idea de que la mujer no es plenamente ella hasta que no haya liberado todas las cargas que la oprimen, sobre todo aquellas que están basadas en el dolor. 

Por un lado, estamos sujetas a las memorias del campo familiar y, por otro lado, a las memorias que el alma femenina ha ido acumulando a través de todo su bagaje como alma.

Todas estas cargas se alojan en el cuerpo creando corazas, sobre todo en el útero, pechos y zonas íntimas y simbólicas de los femenino. Sanar y liberar estas memorias es símbolo de salud física, emocional, mental y espiritual de la mujer.

 

Cuando la liberación de memorias se va realizando es natural abrazar el arquetipo de la Divinidad interior de cada mujer, que es la vibración más alta de nuestra esencia, de nuestra pureza y fuerza. Abordaremos las heridas que llevamos del linaje ancestral materno. Liberaremos cargas recibidas del útero de la madre, abuela y linaje ancestral materno.

Serán cuatro días donde te sentirás acompañada y sostenida, en un espacio seguro, para que cada mujer se permita sanar hasta donde ella pueda.

 

Herramientas terapéuticas:

Respiración Ovárica Alquimia Femenina

Dinámicas para sanar las memorias transgeneracionales

Movimientos de constelación para rescatar y liberar traumas

Sanación de memorias de abuso, sometimiento y no merecimiento

Ejercicios de sanación de memorias uterinas

Sanación de útero

Rituales y meditaciones para honrar a las mujeres del sistema

Ejercicios de empoderamiento

 

 

Fecha: 1, 2, 3 y 4 de Agosto

Horario: 1, 2 y 3 de 10h a 18h, día 4 de 10h a 14h

Precio: 440€ si te inscribes antes del 31 de mayo

             480€ si te inscribes después

Para reservar plaza es necesario hacer una reserva de 100€ en Banco Santander ES28   0049 5210 462195390514, en concepto poner nombre e “Intensivo de sanación”, una vez realizada enviar comprobante a info@cristinalozano.org

Plazas: 20

Traer: fotos de mujeres del sistema, mamá, abuelas, bisabuela, una foto de mamá embarazada de nosotras, ropa cómoda y ligera. Libreta.

Lugar: Espacio Terapéutico Nadaji Calle Miquel Tort nº14-16 de Molins de Rei (Renfe o Rodalies a tres minutos del centro)