Con el niño interior herido encontrar la felicidad, equilibrio y estabilidad emocional es totalmente imposible.

Con el niño interior herido solo se pueden tener relaciones emocionalmente inestables, basadas en la carencia y el dolor.

El niño interior es un Ser que vive dentro de nosotros, hacernos responsables de él, ayudarlo a sanar y a recuperar la autoestima, seguridad, alegría, inocencia.

Sanando la herida del niño interior podemos mantener una buena relación con la vida.

 

Como saber si tienes el niño interior herido:

 

¿Tienes relaciones de pareja con mucho dramatismo? ¿Te cuesta tener un equilibrio en pareja?

 

¿Sientes que vives encima de un volcán a punto de estallar?

 

¿Vives cambios de humor constantes?

 

¿Sientes vergüenza, culpa, miedo?

 

¿Te cuesta comprometerte? ¿Tomar decisiones?

 

Qué encontrarás en este taller:

 

Se realizarán dinámicas, ejercicios para conectar con el niño interior

 

Se realizará una constelación individual para sanar el vínculo

 

Se trabajarán y abordarán las diferentes heridas recibidas en la niñez

 

Trabajos de recuperación del alma del niño y energía perdida

 

Recuperación de dones que quedaron bloqueados

 

Beneficios 

 

 

Sentirnos capaces, seguros y felices

 

Saber cuidar de nuestro niño

 

Tener una buena relación de pareja basada en el equilibrio y no en la dependencia

 

Saber comprometernos sintiéndonos seguros

 

 

 

Día: sábado 29 de abril de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00

  

Precio: 120 € plazas limitadas,  es necesario reservar plaza realizando una reserva en en el número de cuenta que se facilitaría en caso de querer inscribirse. 

 

Imparte: Cristina Lozano y Alvaro Legnani

 

Traer: ropa cómoda, libreta y calcetines.